Alemania con hijos

Si estás planeando un viaje familiar a Alemania, estás en el lugar adecuado. De norte a sur y de este a oeste, hay un montón de actividades y atracciones para mantener entretenidos a padres e hijos. Por ejemplo, parques acuáticos como Rulantica y Aquapark Oberhausen, que te harán pasar un día chapoteando con su multitud de toboganes y piscinas.

Los amantes de los parques de atracciones pueden darse un capricho en Movie Park Germany, Phantasialand o Tripsdrill. Estos parques ofrecen una mezcla de montañas rusas llenas de adrenalina y zonas temáticas que te transportan a otro mundo. Si te gusta más la naturaleza, puedes dirigirte a Eifel o Hesse. Estas zonas son ricas en rutas de senderismo, lagos y montañas, perfectas para pasar un día activo.

Para un ritmo más pausado, se recomiendan ciudades como Bonn, Núremberg y Potsdam. Tienen una mezcla de historia, cultura y parques donde los niños pueden correr a sus anchas mientras los padres disfrutan de la arquitectura y la comida.

Los zoológicos como el de Duisburgo ofrecen un ángulo educativo y la posibilidad de ver de cerca animales exóticos. Tanto si te gustan las actividades de aventura como si prefieres disfrutar de la cultura y la historia alemanas, hay algo para todos los gustos. Y lo mejor: ¡muchos de estos destinos están a tiro de piedra de Holanda!

Así que coge el coche o el tren y descubre lo que te ofrecen nuestros vecinos del este. No tienes que ir muy lejos para disfrutar de una excursión familiar divertida y educativa.

Scroll al inicio