Bosnia y Herzegovina

Bosnia y Herzegovina con niños: Un descubrimiento aventurero

Bosnia y Herzegovina, un país cargado de historia, cultura y naturaleza virgen, es una joya oculta de los Balcanes. Si buscas un destino de vacaciones único con tu familia, éste es el lugar que debes explorar. He aquí algunas razones por las que Bosnia y Herzegovina es una gran elección para un viaje de aventura con niños:

1. Belleza natural y naturaleza salvaje
Bosnia y Herzegovina ofrece una impresionante belleza natural que aún conserva un encanto salvaje y virgen. Piensa en vastas cadenas montañosas, lagos cristalinos y densos bosques. Puedes practicar senderismo, ciclismo y kayak con tus hijos en esta hermosa zona.

2. Ciudades históricas y cultura
La capital, Sarajevo, es una fascinante mezcla de influencias orientales y occidentales. Pasea por las estrechas calles, explora los antiguos bazares y conoce la turbulenta historia de esta ciudad. Mostar, con su famoso puente, también es una visita obligada. A los niños les fascinarán las historias que hay detrás de estos lugares históricos.

3. Gente local amable
El pueblo bosnio es conocido por su hospitalidad y amabilidad. Recibirán a tus hijos con los brazos abiertos y harán todo lo posible por hacerles reír. Aunque las tronas son escasas en los restaurantes, verás que los lugareños siempre están dispuestos a ayudar.

4. Animales salvajes
Por el camino, puedes encontrarte con distintos animales, como vacas, cabras, peces y patos. Los ríos están llenos de vida, y tus hijos disfrutarán dando de comer a los patos. Quién sabe, ¡incluso podrías encontrarte con ranas y tortugas!

5. Precios asequibles
Los precios en Bosnia y Herzegovina son mucho más bajos que en Holanda. Puedes disfrutar de deliciosas comidas en restaurantes locales sin saquear tu cartera. Prueba la cocina local, que tiene influencias de Turquía, Grecia e Italia.

6. Conducción autónoma
Si dispones de dos o tres semanas de vacaciones, puedes conducir tú mismo desde Holanda o combinarlo con la vecina Croacia. Las carreteras son de razonables a buenas, pero ten cuidado con los caminos estrechos y las marcas a veces ilegibles. Asegúrate de que llevas contigo toda la documentación necesaria, como el carné de conducir y el pasaporte.

En resumen, Bosnia y Herzegovina es un destino aventurero donde tú y tus hijos podréis disfrutar de la naturaleza, la historia y la hospitalidad. Un viaje que recordarás durante mucho tiempo.

Scroll al inicio